Blogia
El Principio

Mirando hacia atrás

Mirando hacia atrás

Un año después vuelvo la vista atrás y aún no me deja indiferente releer el blog. Mejor mirar hacia delante, llegará el tiempo en que sabré hacerlo.

Tantas sensaciones vividas que, según el día, me hacen sonreír el alma o brotar lágrimas de sangre.

Cambios y más cambios, sin piedad, ahondando en la herida, fruto de aquellas dos palabras pronunciadas hace un año y del día a día. Intensa prueba.

Sonrisas que iluminan el camino, ojos positivos que me enseñan a ver más allá de mi momento y unas manos que dan todo a cambio de nada. Mis tres soles que están aquí. Mis niñas, siempre estaréis conmigo.

Amistad sin más aditivos, lo que tanto anhelaba. Mitigando el vacío que una ciudad desconocida producía en mí, asustada y sola. Entregando a manos llenas lo que tienen, que es mi todo.

Me sorprendo a mi misma constantemente, estoy viva y sigo adelante. Intento envolverme en locura para no pensar en mañana. Sigo mi instinto que soy yo.

No hay resumen que englobe un año como este. Lo llevo en mis ojos y de ahí nunca se irá.

Sigo caminando descalza y es hora de volver a sentir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres