Blogia
El Principio

Tu opinión, mi opinión

Tu opinión, mi opinión

¿Has pensado alguna vez en confrontar dos verdades?

Dos personas, dos situaciones y un mundo dividiendo. Intentar mantener una tranquilidad que en su día era vida y hoy se ha reducido a la nada más absoluta.

Es difícil dejar que alguien te diga lo mal que has hecho las cosas, aunque creo que detrás de todo error existe una persona y unos motivos. La verdadera magia del ser humano es enfrentar los errores de cara e intentar solventar algunas cosas propias para que no se vuelvan a reproducir.

La realidad es que el daño hecho no lo remedia nadie, sin embargo, intentar crecer con un comentario desde la buena fe es lo primordial. Sin rencores y sin expectativas de cambio. Nada de convencer a la persona que tienes enfrente.

Si en algún momento hubo algo bonito entre dos personas, es realmente triste que todo acabe en odio. Prefiero un buen recuerdo pasajero a un dolor perenne.

En resumen, querer ver más allá de nuestras acciones y dejar las tempestades para tiempo de sequía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres