Blogia
El Principio

A ti... que no te tuve

A ti... que no te tuve

Hace cuatro años decidiste irte sin haber llegado. Aquella noche la recuerdo entre silencioso humo y angustiosas esperas. Con una insconsciencia absoluta sobre todo lo que estaba por ocurrir. Y tú, en tu lejanía cercana, me indicabas una serie de detalles sobre un porvenir roto.

Jamás sabré tu nombre, tu cara, tus expresiones, tu forma de caminar, tus preocupaciones. Sin llegar a conocernos, decidiste desaparecer para buscar otro futuro, aquel no era el tuyo. Y, ciertamente, hoy estoy de acuerdo contigo. No sé qué habría podido ofrecerte. Para ofrecer una incógnita, creo que la mejor decisión fue la tuya.

Me aferré un tiempo a tu recuerdo para combatir el dolor, cuando todo era confuso y mi alma era un aspirante a difunto. El tiempo siempre muestra los errores.

Desde donde quiera que estés, si es que existes, habrás comprobado que pocas veces me dirijo a ti. Será por refugiarme en todo aquello que no lastima, será por inconsciencia, será por olvido, será por supervivencia, será...

Verás que he cambiado poco y el entorno casi radicalmente, aunque lo profundo, todo lo realmente importante vive dentro, conmigo.

Mejor dejar que viva mi sueño contigo, a veces es peligroso remover los recuerdos que producen cada 29 de Febrero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres