Blogia
El Principio

Volar, volar...

Volar, volar...

¿Alguna vez no te ha pasado por la cabeza salir volando del lugar donde te encuentras? Sin fuerza suficiente para afrontar una nube de interrogaciones, con un futuro tan incierto como olas tiene mi playa, con la esperanza fundida como el salario a mediados de mes, con la pereza de un lunes y el cansancio de un viernes.

Y volar, volar...

Mi suerte es mi imaginación, los libros, la música, la pintura, mis escritos y mi más novedosa afición: la fotografía. Todas esas pequeñas cosas que forman mis días, mi mundo.

Echo la vista atrás y sonrío, ya sonrío. Guardo mis recuerdos como perlas engarzadas sin dejar que el collar tenga demasiadas vueltas y ahogue.

Y volar, volar... Con mi casa, sin ser mia.

Y volar, volar... Sin raíces, con arraigo.

Y volar, volar... Sin futuro, con autogestión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres