Blogia
El Principio

A ciegas

A ciegas

Le trajo una luna menguante, llegó con el firme propósito de crearse su propio lugar en aquella mente turbia.

El gemido de las mareas le susurraba el camino, llegaría a enfriar aquella hoguera con cada paso.

Un rincón cálido donde poder compartir su prosa de guante blanco, junto a aquella manta desgastada de recuerdos.

Una vida junto a otra vida apoderándose del destino en libertad y vadeando oscuridades innecesarias.

Junto a los años que han pasado, tras la penumbra de aquella luna menguante, de la mano de las mareas de cualquier Junio, salpicando auroras, con el brillo de sus sombras, reconstruyendo sus alas para salir a caminar los sueños, desenfocando el tiempo y pidiéndole que siga enseñándole… a ciegas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres