Blogia
El Principio

Coloreando el camino

Coloreando el camino

Atrás quedan varios caminos llenos de recuerdos. Anchos, estrechos, cómodos, enfangados, con vistas, en cuesta… a medida de la conclusión de cada momento. Resueltos o con dudas por el tipo de viaje.

Las opciones que aportaron los diferentes caminos serpentearon por un futuro que desconocía y transité con menor o mayor atino.

En algún momento también hicimos camino juntos, estirando a todo lo lejos que nuestra voluntad llegó a concebir. Burlándose de las esperanzas de uno, las ilusiones del otro y de las anécdotas de alguno más. Las culpas, el dolor, el desorden, la tristeza quedaron desdibujados entre sus hojas, fue el viento quien se encargó de borrar todo el rastro. Hasta algún paso pudo difuminar y echar más hojas en la memoria del olvido.

Mientras los recuerdos se desvanecen o se colorean, el camino sigue estando nítido. Extender las manos y agarrar las oportunidades, volver a equivocarme, vistazos al espejo de mi naturaleza, perder el hilo para encontrarlo más adelante.

¿Búsquedas? No, gracias. Me quedo con los caminos que quedan por recorrer.

No sé hacia dónde va, ni por qué estoy en este camino.

Sólo sé que continúo.

Siempre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres