Blogia
El Principio

Distancia

Distancia

Enero trae las noches más frías. Sentimientos contradictorios, pensamientos de niebla abrigados al frío que hiela.

Días en que las ideas se mecían más cálidas que nunca. Viajes que se encamiban llenos de vida para poder atrapar esa ternura hecha realidad, hasta que cae el frío de la madrugada, cansado de recorrer largas estaciones y lo inunda todo.

Viajes de vuelta donde la tristeza no deja articular palabra y el sinsentido busca hueco en la cara del alma.

Memoria cada vez más lejana de un tiempo ya perdido. Memoria que se evoca complaciente en cada ciclo definido. Etapa quemada ante los cielos estrellados de nieve.

Latidos de tiempo en cada mirada dedicada, silencio reconocido por cada vez que no llegaron a rozarse los besos.

Caminos vestidos de polvo, bajo el bochorno disfrazado de color de verano, que se convierten en viandantes fangosos debido a la inevitable lluvia de invierno.

Pasa el tiempo fortaleciendo a cada paso el aprendizaje del nuevo amanecer.

Frutos endulzando el sabor a cada mordisco... o quizás no, quizás era amargo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres