Blogia
El Principio

Movimiento contra quietud

Movimiento contra quietud

Danza despertando de las sombras crecientes de tu interior y mira directamente hacia la oscuridad superada por tu luz.

Camina por el pasado de habitaciones con personas de nombres restaurados, con ausencia de sueños gloriosos.

Aquí estoy de nuevo.

Sigue sin pensar en el momento en el que tu felicidad se volvió sangrienta. No permitas que se vuelva un incesante zumbido de gritos. Tu propio foco de temor se magnificará y distorsionará aquello que veas.

Arriesga tu pensamiento.

Tal vez soy un fantasma en mi segunda etapa o, simplemente, no soy yo mismo. Aún no estoy.

Sabes que hay muchos matices que indultas o disfrutas en los otros, tantos como en ti mismo. Si te perdonas a ti mismo tus actitudes repulsivas, también necesitas perdonar a los demás. No hay culpas. Sentirte mal no quiere decir que sean malos. Levántate tantas veces como te derriben. No hay final malo, sino una prórroga constante.

El suelo es resbaladizo, continúa danzando sin dudarlo. Tu capacidad de observación sólo ha sido anestesiada por un terror invisible e indiferente.

Tú puedes arreglar el nombre de lo que queda… de lo que venga. Siente el alivio desde la contemplación del escape.

Danza en blanco y negro, danza en un murmullo, no te detengas. Esa mirada de recuerdo tiene su oportunidad en algún lugar que sólo tú encontrarás.

Movimiento contra quietud, siempre quedará un resquicio… Danza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres